Proyecto

La telemedicina está pasando a ser parte de la realidad cotidiana en sistemas de salud de todo el planeta. En Chile, junto a una creciente oferta privada se realizan prestaciones de telemedicina en todos los servicios de salud pública del país. Existe un fuerte consenso en torno a las potencialidades de estas tecnologías para otorgar servicios clínicos de alta calidad de manera más oportuna y equitativa, particularmente en lugares donde el acceso presencial a equipos especializados de salud es difícil. Pese a todo lo anterior, el panorama de la telemedicina a nivel mundial no es sencillo: programas de telemedicina en todo el mundo no han logrado superar una situación de vulnerabilidad, se ha tomado más conciencia de efectos no anticipados de estas tecnologías en diversas dimensiones de la vida social, y se multiplican las controversias en torno suyo. En la telemedicina, suerte de magia importada, la sociedad se revela en su continua construcción.

Apropiándonos de la expresión de Thomas P. Hughes, el objetivo de esta investigación es explorar cómo la telemedicina simultáneamente es construida socialmente y configura la sociedad en Chile. En primer lugar busca describir y discernir los efectos que el desarrollo, la implementación y la operación rutinaria de programas de telemedicina están teniendo en los modos cómo las identidades, los cuerpos y sus dolencias se enactan, involucrando diversas dimensiones de la vida colectiva: el quehacer cotidiano con objetos físicos y artefactos tecnológicos, los roles sociales en equipos de salud y en las familias de los pacientes, los tejidos organizacionales, y el cuidado de sí que practican los pacientes. En segundo lugar apunta a analizar cómo se han articulado controversias científicas, evaluativas y normativas en torno a cómo hacer medicina a distancia en Chile, y cómo ellas han encauzado la trayectoria de programas de telemedicina. En tercer lugar se orienta a explorar de qué manera la resolución y clausura de aquellas controversias da lugar a una invisibilización de las redes sociotécnicas y los procesos colectivos que han dado forma a las tecnologías telemédicas, impulsando su difusión en Chile.

La investigación se propone observar ello por medio del estudio de dos casos, uno en el cual la tecnología está siendo desarrollada localmente en una institución privada de salud en Santiago y otro en el cual tecnologías importadas están siendo implementadas en varios hospitales y Centros de Salud Familiar que, reflejando en su conjunto la diversidad de la región e Biobío, han pasado a conformar una red con nuevas características. Este estudio complementa un enfoque etnográfico con análisis de discurso y herramientas de representación de redes desarrolladas en la cienciometría. Incluirá la realización de observaciones etnográficas, análisis de documentos, entrevistas a actores situados en diversos puntos de las redes de telemedicina seleccionadas, y trazado de controversias sociotécnicas.

Este estudio permitirá, en primer lugar, mejorar nuestro conocimiento de los procesos sociales de diseño, implementación y operación rutinaria de tecnologías médicas en el país, los desafíos que estos procesos implican para los diversos actores involucrados, y los efectos que tienen en sus vidas cotidianas. A su vez, los resultados de este estudio echarán luz sobre diversos factores que han incidido en la trayectoria de programas de telemedicina, particularmente sobre el papel de controversias sociotécnicas, entendidas como espacios de confrontación en que se delibera sobre los modos de existencia colectiva. Por último, este estudio colaborará a dar voz a actores comúnmente invisibilizados en los debates sobre la deseabilidad de los cambios tecnológicos y a comprender de mejor manera las diversas perspectivas involucradas.